lunes, 4 de diciembre de 2017

Poema

Amigos, les cuento que acabo de terminar un disco y se puede escuchar online:

https://josegalvano.bandcamp.com/releases



Espero que lo disfruten!

viernes, 22 de septiembre de 2017

Hermann Hesse



Él estaba leyendo un libro, y sabía que Dios lo iba a matar cuando termine de leerlo. Entonces, lo leía despacito, para que la vida le dure más. 

Pero el libro era muy bueno, y a él le gustaba mucho, por lo que tenía una lucha interior, entre leer y morir, o no leer y vivir. 

¿Qué sentido tenía la vida, si él no podía hacer lo que quería y terminar de leer ese libro? ¿Y qué sentido tenía terminar de leerlo, si no iba a tener vida para disfrutarlo?





Agradecimientos


Gracias a la ficción,
por enseñarnos a ver la realidad.

Gracias a la poesía,
por enseñarnos qué hacer con el lenguaje.

Gracias a todas las artes efímeras,
por enseñarnos el valor que tiene un momento.



viernes, 16 de junio de 2017

Finales


Al final es todo ilusión. 
Y todo es la nada misma. 
Y así va la música hacia el silencio,
y las películas hacia la oscuridad,
y la poesía hacia el punto. 




jueves, 8 de diciembre de 2016

Citas filosóficas #02

No te rodees de gente que no sabe qué hacer con su vida, porque te van a cagar la existencia.
Y ni hablemos si vos tampoco sabes qué hacer con la tuya.

(extracto de “Citas incunables” de Marcelo Dostoievsky, Casa Editorial del Porrón, Chascomús, 1935)

domingo, 20 de diciembre de 2015

Músicas


Necesito de esas músicas que te ponen en un estado mental de una contemplación maravillosa, que despiertan esas sensibilidades que te permiten hacerte uno con el universo, y uno con tu ser.

Esas músicas que detienen el tiempo y te llevan a un estado de total abstracción, y te conducen amablemente al momento presente.



martes, 17 de noviembre de 2015

Gracias



al vacío, porque recorta nuestras siluetas y por omisión le da forma a todo

al lenguaje, por definir nuestro mundo

a la mentira, por poner en relieve lo verdadero




viernes, 25 de septiembre de 2015

Karate

Para mí, que me crié en Bellavista, no existe un arte marcial más de barrio que el karate.

Era la manera de plasmar las inquietudes de mi viejo acerca de que el hijo no le salga maricón, O que sus compañeritos no le hagan bullying, aunque el bullying en ese momento no existía. 

Entonces la paradoja de la vida hizo que practique primero karate, después judo, que más tarde haya tenido la única pelea callejera de mi vida, en la cual cobré como loco; que haya desarrollado una sensibilidad artística, que tenga un costado femenino gigantesco, y a la vez sea el tipo más heterosexual que conozco.