lunes, 31 de diciembre de 2012

We play


So we play.
We stop.
We rearrange our lives in the better ways we can.

Rewind.
We take pieces of our past as long as they are useful to build our future.
And we play.
We go fast-forward.
We burn.

We dig into the future, speculating over possibilities, matching dreams, matching anxiety, matching how to recover ourselves to match again what we were made for, and live the lives we wanted to live.
We check our checklists.
We check, check, check, check.

And we stop.
And we strive to reach those goals until we notice there is no goal at all. It's all the meanwhile.
Everything that happens is the meanwhile.

And so on, we play.
And we try to keep our focus in the road, in every-step-we-take; as long as there is no goal, it's all the meanwhile.

And then, we learn.
We learn to enjoy the meanwhile, because it's what it is. Because there is nothing real besides the meanwhile.

And finally, we play.

lunes, 17 de diciembre de 2012

Riesgo

Es mejor amar y poner en riesgo la propia vida que vivir en la calma resignación de no sentir nada.

Pelear por lo que se cree, hasta la última sangre. Y vivir la vida completa, con sus alegrías y sus dolores, con los entusiasmos y los miedos, con la plenitud y con el vacío, tanteando en la oscuridad hasta que la luz aparezca.

Uno está vivo, y la vida es riesgo. Y hay que amar la vida completa. Amar el mientras tanto.

martes, 11 de diciembre de 2012

Felicidad



un mínimo de certezas
y algunas esperanzas
hacer lo que uno ama 
y amar lo que uno hace

viajar con quien se quiere
y llevar poco equipaje

amar el agua
amar el sol
amar la tierra
amar el aire

amar la belleza 
de las cosas sin alma
amar el alma
de las personas bellas

amar la vida,
hacer las paces




para que quede bien claro,
me cago en el dinero

sábado, 1 de diciembre de 2012

domingo, 14 de octubre de 2012

Asedio.

Disfrutó el sutil asedio de sus palabras,
las insinuaciones leves del lenguaje.
Las verdades a medias,
las frases no dichas.

El pulso tenue de su cuerpo,
los movimientos leves de su piel dormida,
el calor de su presencia.
Las miradas, los gestos,
los gustos compartidos.
El tiempo que no tuvieron,
la historia desconocida.

Colgaron de péndulos efímeros,
hilos de seda, fragilidad contenida,
dos líneas que se cruzaron una vez en la vida.

El tiempo presente,
el tiempo vacío,
el tiempo, mezquina unidad de medida.

El presente inconmensurable,
                   inaprensible,
                   incuestionable,
                   incomprensible.

El tiempo, una marca en el aire.
Una marca de lo que no fue.

 Sólo sabe el tiempo qué es lo que pueda ser.

jueves, 6 de septiembre de 2012

Somos artistas


Somos artistas. Hagamos lo nuestro. Recortemos el mundo y pongámoslo en pedacitos arbitrariamente seleccionados de acuerdo a nuestra caprichosa sensibilidad. Diseccionemos nuestro hábitat, como locales o forasteros, y tamicemos las partículas que más nos interesan. Contemos las historias que a nosotros nos importan o divierten, y hagámosle creer al mundo que son relevantes y dignas de ser contadas. Pintemos la realidad con nuestras pátinas delirantes. Pongámosle sonido a las maderas y voces a las estatuas. Corramos, volemos, saltemos precipicios sin movernos de nuestro lugar. Juguemos con la vida y con la muerte con pretensiones de dios y debilidades de humano. Amasemos la tristeza y transformémosla en belleza. Somos artistas.

domingo, 1 de julio de 2012

El azar y yo


Las infinitesimales partículas del azar 
siempre me corren en la dirección contraria.

Por eso,
para cada aproximación al éxito,
para cada pequeño logro,
para cada efímera satisfacción que he conseguido en esta vida
me he tenido que romper el orto.

Antes me quejaba.
Ahora no me quejo más:
sé que conmigo funciona así.

viernes, 23 de marzo de 2012

otro post

cada texto que escribo
cada foto que subo
son botellas tiradas al mar
con papelitos adentro
con mensajes
con ideas
como señales de auxilio
esperando que alguien las encuentre